Yinspira y Exhala

La respiración es la puerta de entrada al cuerpo sutil. Proporciona un constante intercambio entre el mundo externo e interno. Pero, ¿cómo se respira en una práctica de Yin Yoga?

Dentro de las respiraciones que podemos utilizar en el Yin Yoga hay cuatro métodos básicos de respiración de los que se puede partir.

  1. Respiración abdominal: el abdomen se expande hacia fuera al inhalar y se retrae hacia dentro al exhalar, de modo que la parte baja del pulmón se llena de aire. Cuando el abdomen se expande hacia fuera, el diafragma se aplana hacia bajo y permite que entre más aire.
  • Respiración de pecho: la parte alta del pecho y las costillas se expanden al inhalar mientras el abdomen se mantiene natural. Al exhalar, la parte superior del pecho se vuelve a relajar hacia bajo.
  • Respiración completa o yóguica: la inhalación se divide en dos partes casi iguales. En la primera se infla el abdomen y en la segunda se llena la parte alta del pecho hasta que el abdomen entra sutilmente. La exhalación empieza por la parte alta y continúa hacia el abdomen. 
  • Respiración al meditar: cuando meditamos la respiración suele ser natural y suave aunque hay excepciones según la técnica. Al inhalar y al exhalar el abdomen se mueve sutilmente pero no es una respiración abdominal como la descrita en el punto 1.

Existe un Yin y Yang para todo: método de posturas del Yoga, de meditación y de respiración. El método Yin de estas cuatro técnicas es la 4. Respiración al meditar. Las otras respiraciones requieren de una acción constante y, por eso, son consideradas más Yang.

Una regla general al elegir cómo respirar es entender qué necesitas. Algunas técnicas son para subir la energía y otras ayudan a bajar las revoluciones.

Puedes utilizar la respiración abdominal cuando notes ansiedad o muchos pensamientos. O hacer uso de la respiración de pecho o completa cuando estés con baja energía. También se pueden combinar respiraciones en una misma sesión pero intentar mantener cada postura con un trabajo estable de solo una técnica a la vez.

Una última sugerencia sería no exagerar el trabajo con la respiración porque puede llevar a un estado de ansiedad. Propongo trabajar con la respiración de manera constante permitiendo espacios de respiración natural. Por ejemplo, en una postura de 5 minutos puedes proponer respirar de cierta manera durante los primeros 2 minutos y luego dejar que la respiración sea natural. Otra manera sería utilizar conscientemente una determinada técnica de respiración para volver al cuerpo como, por ejemplo, gotas de atención.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s